comunión imprevista con el elemental agua

10/02/05 07:52 – Amaneció lloviendo.
Mientras esperaba el autobús buscaba una canción para usar como título. “Llueve llueve / cómo llueve” es una que medio-canta mi mamá; probablemente una canción infantil de su época. Hmmm… no la conozco. Descartada.
La segunda que llegó a mi mente fue una más contemporánea aunque igualmente infantil, del programa Cubeez (Los Cubitos) de Discovery Kids: “Escucha la lluvia al caer/ plish plash plosh / plish plash plosh / y el ruido que haces al salpicar / plish plash plish plash plish plash plosh”. (Secuelas que quedan de ver tanta televisión infantil al cuidar de mi sobrino / clon de 6 años). Hmmm… no tiene frase pegadora para un título. Descartada.
Y la última que me llegó a la cabeza es una fija; casi siempre suena en mi cabeza en ocasiones pluviométricas: “(…) Allí empezó la lluvia / yo andaba con paraguas y ella no/¿a dónde vamos rubia?/Adónde tú me lleves, contestó (…)” Joaquín Sabina, por medio de Willy Chirino (sin esa S sobrante). Descartada. (¿Qué tendrá que ver Descartes con ‘Descartar’?)

Al momento de escribir esta última línea, ya el autobús había llegado a su destino. Al momento de bajar y cruzar la calle para entrar al metro, supe lo que sucedería (al igual que cuando vi “Sexto Sentido” en el cine, la revelación me llegó minutos antes que al resto de mis amigos/as).
Al verificar 1-que los autobuses no me triturarían entre ellos y 2-que, por escapar de los trituradores, caiga víctima de los vehículos del canal externo, me asomé, vi el autobús que se estaba moviendo hacia mí, vi el charco que se había formado, vi un Chevrolet Lumina blanco llegar velozmente (demasiado veloz), y en ese momento supe lo que sucedería (¿ya lo dije, no?) y que sería inevitable, a costo de un riesgo mayor.

Peatón + Charco + Vehículo(velocidad) o también:
P+C(Vl)=Pm Peatón más Charco en función de la Velocidad del Lumina puede significar un Peatón mojado.

Lo único que aceré a hacer fue repetir la palabra ‘shit’, con intensidad variable.
Es cómico, ya que el autobús tenía goteras, así que el nombre del juego era ‘evitar el agua a toda costa’. Como dijo aquel sabio del reguetón, “Al que no le guste el caldo seledán un pal de taza.”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s