15/02/05 – Celulares

No recuerdo cuando escuché por primera vez los rumores de la adquisición, por un lado, de Telcel por parte de Telefónica; y por el otro, la compra de Digitel por parte de Cantv/Movilnet. Lo que recuerdo fue que simultáneamente se comentaba otro rumor; uno que había escuchado en la época alrededor del paro petrolero (y que fue particularmente doloroso porque en algún momento tres amigos recibían dinero de CANTV): El Estado (con verruga) volvía a entrar en las telecomunicaciones, desde cero, o estatizando a Cantv. Este último rumor se hizo más fuerte después del revocatorio presidencial (¿recuerdan a Tulio?)
Entonces, el Estado (con boina) entró a las telecomunicaciones a competir (y regular); y los rumores Cantv+Digitel/Telcel/Telefónica se acrecentaron.
El primer rumor que escuché entonces fue el de Telefónica. Había sido reseñado en medios respetables. Pero todavía me daba vueltas en la cabeza la suposición de que Telefónica también era accionista de Cantv, tal como Versión. Incluso, llegué a escuchar acerca de la fusión de las GSM (Digitel-Infonet-Digicel) contra la fusión de las CDMA, propiciado por Telefónica. (¿Por qué no puedes contar una historia como una persona normal?)
Me había olvidado de todo eso hasta el sábado pasado: en uno de esos zappings, en los que se atrapa una imagen por un par de segundos, vi la pantalla azul, el logotipo de Telcel y una línea debajo del logo, en tipo de letra Avant Garde o equivalente, un poco comprimida (es decir, hecho a los coñazos), que decía “una empresa del grupo Telefónica”. Luego, en un incidente no relacionado, llamé a un celular 0416, el cual me recibió con aquella voz tan parecida a la de Pedro Penzini, que decía “bienvenido al buzón Contáctame de MovilnetDigitel”.
Ya había sucedido y parecía que nadie hubiese recibido el memo. Claro, con más de una semana de lluvias e inundaciones, ¿quién le iba a prestar atención?
Y de allí empezaron las ondas a expandirse. Hace unas semanas me llegaron unas invitaciones para afiliarme a Sms.ac, una comunidad de servicios celulares aparentemente italiana y aparentemente gratuita. En aquel momento me pareció excelente que mi actual proveedor estuviera en la lista, y de no haber sido que mi modelo de teléfono no estaba incluido en las descargas, hubiese bajado material incesantemente.
El lunes, al confirmar otra invitación del mismo servicio, vi que los proveedores de Venezuela habían sido borrados, haciendo de dicha comunidad algo inútil para comunicarse dentro y hacia este país. (¿Se acabó lo que se daba? No more freebies?)
Busqué en las noticias hasta encontrar que no habría mucho movimiento de imagen y mercadeo. No habrá integración de las operaciones ni de las identidades Digi+Movi (siempre me preocupó el futuro de la tecnología GSM, la más cool de todas). Y me supongo que los cargos por interconexión se seguirán aplicando. (si ‘Secreto’ y ‘Confusión’ tuvieran hijos, éstos serían llamados “tarifas celulares”)
Ya no se ven por ahí a las cotorras, una roja criolla y una azul italiana, obviamente para emular los colores de los logotipos de Digitel y de Telecom. Italia Mobile.
Todo el esfuerzo para remachar “bell south” y “telecom italia mobile” a las marcas originales y otros más ejemplos de co-branding (que poco les faltaban para cuajar) son otras de las ‘victimas’, aunque suene frívolo decirlo. (Lo siento, no conseguí otra palabra.)
Y aquellos que compraron celulares marca BellSouth, ¿se los cambiarán por aparatos Telefónica?


Leyendo blogs en el trabajo? ?Haz click y escapa antes de que te agarren!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s