09/03/05 – 19:21

Aquí va. Otro cigarrillo.
Esta vez Lucky no hizo temblar mi corazón con su llamado, mas bien me arrulló al oído como una mujer seductora invitándome a pasar.
Lo guardo aquí
Dentro de mi
No hay tiempo, ni prisa, ni fin

Lucky perdió contra una barra de chocolate.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s