18/03/05 15:00 Psyduck, yo te elijo

Nada como cuatro días de migraña (¿o eran cinco?) para averiguar el sentido de la vida. (Cancelado y trasmutado.)

Empiezas a buscar las razones por qué: qué comiste ayer; qué pastillas tomaste; cuándo fue que empezaste a sentir los síntomas; qué rayos fue lo que pasó.

Esta vez, la única razón convincente y consensuada fue el stress. Bueno, consensuada para los demás, porque no me la creía; no veía cómo pudiese pasar; no encontraba razón para estresarme de tal manera. En fin, pensaba que todo estaba bien.

Empiezas a juzgar todo lo que hiciste y sobre todo lo que comiste. Empiezas a buscar culpables: si te cambiaste los lentes de contacto; si comiste chocolate importado; si es una nueva pastilla.
Y muchas veces, esas cosas nuevas que hiciste las dejas de hacer, más por miedo que por otra cosa. Y es que las migrañas son algo que no se lo deseo a nadie. No se rían de Psyduck.


?Leyendo blogs en el trabajo? ?Haz click y escapa antes de quete agarren!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s