Fragmentos de ensayo

Revolución y la aniquilación de las opciones-.

 

– Re: Penn and Teller’s Bullshit! (PETA/Animal rights)

(…) las proteínas animales fueron las responsables del desarrollo del cerebro, y por ende, de nuestro progreso y humanidad. Gracias a nuestro progreso, tenemos opciones. Por ejemplo, tenemos ahora otras fuentes de proteína.

Podríamos decir que hemos llegado hasta aquí como especie para tener opciones. Y como dicen Mafalda y algún otro señor en sus libros de citas, “el Hombre da cada vez más rienda suelta a su libertad de limitarse”, y “después de aprender a caminar y a hablar, se nos enseña a quedarnos sentados en silencio”.

Tenemos radicales que desean imponer sus opciones al punto de eliminar todas las opciones de los demás. Lo cual suena a totalitarismo y (al menos para mí), es un retroceso. Un ejemplo está en los promotores radicales de los “derechos animales” pretenden imponerlos, por encima de los derechos de otros seres humanos. Un mundo sin mascotas, ganado o investigación médica. Pero lo que se está dando en esta situación es una lucha de humano contra humano; cosa distinta a la que hacen GreenPeace o Amnistía Internacional, por citar algunos: luchar por los humanos en contra de multinacionales o gobiernos. No es la suma-cero de derechos (es decir, tus derechos contra los míos) sino la suma de dichos derechos (tú y yo tenemos derechos, te ayudaremos a ejercerlos).

Otro concepto que no está muy desarrollado en esta lucha por los “derechos animales”, es su contraparte: los deberes. Si exiges, debes dar; pero cuando alguien exige por ti, ¿quién queda con la carga?

¿Qué deberes se le pueden exigir a los animales domésticos en contraprestación de sus “derechos”? ¿O será que la palabra “deber”, (cuando se le aplica a seres “irracionales”) termina siendo sustituida por la palabra “función”?

Y por supuesto, hay deberes que requieren hacerse cumplir, hecho ejemplificado muy bien por Penn & Teller al arrestar a un toro.

En una sociedad sin animales domésticos, ¿qué “función” o “deberes” tendrán estas criaturas? ¿Y de qué manera podrían contribuir a la sociedad o al ecosistema millones de animales que antes fueron nuestro alimento o compañía?

Imagino las calles atestadas de perros y gatos reproduciéndose sin control, y probablemente bandadas de vacas salvajes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s