Jesus el brujo

Si Jesús estuviera aquí, trece razones por las que seria un brujo

Por Carl McColman

Ninguna de estas razones, tomadas separadamente, prueban que Jesús fuera un brujo, pero todas juntas presentan una interesante posibilidad a tener en cuenta.

1. Jesús criticaba la hipocresía y apego a la letra de la ley de las instituciones religiosas de la época, y eligió un sendero religioso alternativo. Mateo 23:1-36. En la época de Jesús, las instituciones religiosas consistían entre otros de fariseos y saduceos, las facciones dominantes en el judaísmo del primer siglo EC. El sendero alternativo de Jesús seguía las enseñanzas radicales de su mentor Juan el Bautista. Hoy en día, en Europa y las Américas las instituciones religiosas son mayoritariamente cristianas, y el sendero de la Diosa, también llamado Wicca, es una de las posibles alternativas espirituales disponibles más interesantes. Muchos de los que escogen Wicca plantean las mismas criticas que se dice que Jesús planteo a las instituciones religiosas de su época. Hipocresía, apego a la letra de la ley, obediencia ciega de las reglas hasta el punto de ignorar los valores espirituales tales como el amor, la confianza, la libertad. Tales son los problemas que Jesús atacaba en la religión oficial de sus días, y que muchos wiccanos de hoy ven en el estado de cosas religioso de nuestros días. Quizás, si Jesús estuviera aquí, se uniría a los wiccanos de nuestros días en sus críticas de las religiones mayoritarias y en la búsqueda de un camino alternativo.

2. Jesús era un sanador espiritual. Lucas 6:19; Juan 9:1-12. Lucas dice que "toda la multitud intentaba tocarle, porque emitía poder y los curaba a todos" Y Juan cuenta como Jesús llevo a cabo una curación haciendo una pasta mágica con saliva y polvo de nuestra madre la tierra. Para Jesús, la curación era parte central de su identidad espiritual. Las brujas, igualmente, utilizan recetas herbales, alimentos naturales y practicas psíquicas/espirituales tales como Reiki para curar y ayudar tanto a si mismos como a otros. Desgraciadamente, la religión cristiana no alienta mucho a sus seguidores a tratar de curarse ellos mismos, sino que concuerda con las prácticas de la medicina actual, que mantiene a la gente en una actitud pasiva con respecto a su propio bienestar. Jesús el sanador tiene mucho mas en común con los sanadores wiccanos que con los "pacientes" que van a la iglesia.

3. Jesús reconocía la divinidad presente en cada uno de nosotros. Juan 10:34-36. Tan solo citaba los Salmos, pero enfáticamente, cuando dijo: "Sois dioses." En todo el nuevo testamento, Jesús utiliza el lenguaje del misticismo para ilustrar la unidad esencial entre la humanidad y la divinidad. Cuan triste es que la iglesia fundada en su nombre ha perdido la noción de la divinidad humana, y acentúa la idea de "caída" y "separación" que mantiene a la humanidad alienada de lo divino. Por cierto, esto también es una afirmación indirecta de la espiritualidad de la Diosa, porque si somos dioses, como Jesús insiste cuando cita las escrituras, entonces tanto el hombre como la mujer comparten la
naturaleza divina, y esto implica que Dios abarca tanto la dimensión masculina de la vida como la femenina. Así, el "Dios" que Jesús adora incorpora al Dios y a la Diosa a la manera wicana.

4. Jesús vivía cerca de la naturaleza. Mateo 8:20; Marcos 1:12-13; 3:13; Lucas 4:42; Juan 18:1. Jesús fue a tener visiones al desierto, le gustaba orar en los montes, dormía en los jardines, y se ufanaba en decir que no tenia casa en la que vivir. Con franqueza, es difícil imaginárselo conduciendo un coche caro o yendo a los servicios religiosos en una iglesia con aire acondicionado. Si Jesús estuviera aquí sospecho que viviría en una comunidad autosuficiente ecológicamente y seria partidario del deber sagrado con respecto a la tierra con el mismo celo con el que predicaba la ayuda a los pobres y destituidos.

5. Jesús creía en la magia. Mateo 7:7-11. Pero la llamaba oración. "¿Cuantos de entre vosotros, si su hijo le pide un pez, le dará una piedra?" "Si pedís algo en mi nombre, os será hecho." Las personas que van a la iglesia ven a la magia como diferente de la oración porque la oración es tímida e insegura: "Hágase tu voluntad, no la mía." Por el contrario, la magia presupone que el Espíritu Divino nos ama y desea bendecirnos de acuerdo con nuestros deseos más nobles. Cuando Jesús oraba, lo hacia con confianza, no con timidez. Y enseñaba a sus seguidores a hacer lo mismo. Hoy en día, la magia tiene un ropaje fantástico (se enciende una vela, se recita un encantamiento) pero en el fondo es lo mismo: pedir una bendición espiritual. La forma de ver la oración de Jesús es como los wicanos ven la magia: se basa en confianza y amor, al contrario que la oración de la religión de la iglesia, que se basa en el miedo, autocrítica y duda de uno mismo.

6. Jesús tenía dominio sobre el tiempo meteorológico. Mateo 8:23-27. Las brujas tienen la reputación, bien antigua, de poder conjurar tormentas y controlar el tiempo en general. Jesús, como cualquier otro brujo meteorólogo, poseía habilidades semejantes. Lo hacia tanto activamente (como cuando calmo la tormenta del mar de Galilea) como indirectamente (cuando estaba muriendo, se hizo oscuro de repente a mediodía).

7. Jesús tenía una profunda relación con los elementos. Mateo 14:22-26; Lucas 3:16; Lucas 8:22-25; Juan 9:6. Jesús andaba sobre el agua, ordenaba al viento, bautizaba con fuego, y tomaba el polvo de la tierra para hacer pasta curativa. Su espiritualidad era primordial y adentrada en el poder de los elementos. El cristianismo moderno es abstracto, estéril y antiséptico. Es una religión de libros, palabras y conceptos mentales. Pero Jesús, tal como los wicanos modernos, hallaba vitalidad en las energías del mundo de la naturaleza.

8. Jesús canalizaba los espíritus, como un chaman. Marcos 9:2-8. Una de las historias mas profundas del nuevo testamento es cuando Jesús convoca los espíritus de Moisés y Elías Para sus seguidores, esto demostraba la autoridad de Jesús como dirigente espiritual Después, Jesús les dice a sus seguidores que "obras mayores que esta haréis vosotros" (Juan 14:12); irónicamente, el cristianismo no les permite a sus seguidores invocar o conjurar espíritus. Pero la invocación de espíritus benéficos ha sido parte de la espiritualidad chamánica desde el amanecer de la humanidad, y las brujas modernas siguen esta tradición chamánica cuando hacen descender la Luna y el Sol, llamando los espíritus del Dios y la Diosa dentro del círculo.

9. Jesús aceptaba la sensualidad y el erotismo. Lucas 7:36-50. Una noche, cuando cenaba en una casa respetable, Jesús recibió un sensual lavado de pies de una mujer, que uso aceite y su cabellera para limpiar los pies del maestro. El dueño de la casa y los otros huéspedes se escandalizaron, pero Jesús lo vio como una expresión de afecto y hospitalidad totalmente encantadora. De hecho, cuando se lo comentaron, respondió diciendo más o menos "¿Pero que os pasa?" La religión que lleva su nombre, tristemente, ha evolucionado en una espiritualidad reprimida eróticamente, mas semejante al serio dueño de la casa que a Jesús mismo. El paganismo y la Wicca, sin embargo, son sistemas espirituales que celebran la sensualidad, la sexualidad, y la básica bondad del placer. Jesús, al que criticaron como buscador de placeres (Mateo 11:19), se sentiría a gusto en la celebración wicana de la bondad de la naturaleza y el cuerpo.

10. A su manera, Jesús seguía la Rede wicana. Mateo 5:21-22; Mateo 22:33; Juan 8:32. El principal principio ético de la Wicca es la Rede: "Si no daña a nadie, haz lo que quieras." Hay dos componentes en esta enseñanza: no hacer daño, y libertad. Es un principio básico. Tienes libertad espiritual, pero no hasta el punto de dañarte a ti mismo o a otros. Comparen esto con varias de las enseñanzas de Jesús. Mateo nos dice que Jesús estaba tan dedicado al principio de no hacer daño que consideraba la intención de hacer daño tan mala como el hacer daño en si. Mientras tanto, Juan cita a Jesús diciendo "La verdad te hace libre." ¿Pero cual es la verdad que nos libera? La verdad del amor, confianza, curación, y gracia divinos. En otras palabras, las verdades universales que se encuentran en cualquier sendero espiritual. Lo contrario de hacer daño es amar. "No hagas daño a nadie" es otra manera de decir "Ama al prójimo como a ti mismo."

11. A su manera, Jesús predicaba perfecto amor y perfecta confianza. Mateo 5:48; Lucas 6:32-36; Lucas 12:22-34. Juan cita a Jesús diciendo "No se turbe vuestro corazón" y "amaos los unos a los otros como yo os he amado." Por todas partes en el evangelio Jesús dice "No tengáis miedo." Sugiere que sus discípulos "se hagan como niños", en otras palabras, confiados y de corazón abierto. Es un mensaje muy simple, y hoy en día Wicca incorpora ese espíritu de perfecto amor y confianza. De hecho, las cofradías tradicionales requieren la frase "perfecto amor y perfecta confianza" como contraseña para poder entrar en el circulo. El cristianismo, mientras tanto predica un mensaje basado en perfecta ira y perfecto miedo: Dios es dado a la ira, y a menos que una persona obedezca con miedo, el o ella serán torturados por toda la eternidad. Es lo opuesto a lo que Jesús representaba. Amor y confianza llevan a curación y liberación, mientras que el miedo a ser juzgado lleva a depresión y pasividad espiritual.

12. Los enemigos de Jesús le acusaban de estar bajo la influencia de los demonios. Juan 8:48; Juan 10:20. Es una táctica vieja. Cuando la gente que
tiene poder religioso quiere desarmar a los críticos, acusan a los críticos de estar poseídos por los demonios. Eso es lo que los fariseos decían de Jesús y hoy en día eso es lo que la derecha religiosa dice de Wicca. Jesús amaba a la persona corriente de la calle, pero tenia poca paciencia para la intolerancia religiosa y la santurronería. Sin duda Jesús pensaría que tenía mas en común con los wicanos que con los fundamentalistas que los atacan.

13. A Jesús lo mataron, injustamente, por blasfemar". Marcos 14:63-64. Gracias a Dios, a los wicanos hoy en día no los queman en la hoguera. Pero decenas de millares de personas, principalmente mujeres, fueron muertas en Europa por "el delito" de brujería. Incluso si estas personas no eran brujas, el hecho permanece que fueron asesinados brutalmente por razones religiosas. Y… Jesús también. La Wicca de hoy día considera a las victimas de la quema de brujas como héroes de la fe de la diosa, tal como los cristianos consideran a Jesús como su héroe espiritual. Por su parte, Jesús era el tipo de persona que se alinearía en contra de los asesinos y ejecutores. Considerado el hecho de que, a lo largo de la historia, muchos mas cristianos han matado a brujas que al revés, es fácil imaginarse a Jesús aceptando a la Diosa, trabajando para curar sus hijos, y llamando a los que llevan su nombre para que se arrepientan de sus actos de violencia.

Acerca del autor: Carl McColman un autor independiente de temas espirituales. Entre sus libros están Aceptar a Jesús y a la Diosa (Embracing Jesus and the Goddess), El aspirante a mistico (The Aspiring Mystic), La bruja culta (The Well-Read Witch), y Espiritualidad (Spirituality). Vive en Stone Mountain, GA.
Visite su página web en www.carlmccolman.com.

DISCLAIMER del autor: aquí no se "prueba" que Jesús fuera wicano si estuviera en la Tierra, no mas que fuera demócrata o republicano. Las ideas que se expresan aquí tienen como propósito moverle a pensar por usted mismo y sacar sus propias conclusiones, lo que es importante, sea lo que sea lo que se crea o la organización a la que se pertenezca.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s