Vaya Ud. a saber cuál hombro

Es impresionante cómo a algunos seres humanos la realidad nos hace comer arena algunas veces.
Reviso mi “cuaderno inútil”; en éste escribo sobre esas cosas que hacen perder tiempo y energía si uno se descuida. Cosas como lamentaciones, arrepentimientos culpabilidades y demás actividades que se pueden englobar en la categoría “llorar sobre la leche derramada”. Ésa es la función del cuaderno inútil. Por eso es inútil. Porque lo que dice es inútil. En fin…
La última entrada del cuaderno empieza diciendo “perdí una oportunidad de empleo por no dejar la universidad”. Había recibido una oferta, hice pruebas y llené planillas. Incluso me llamaron un día a las 1130 am para presentarme con papeles y foto. Los cuales no tenía, estaba sin comer y vestido de adolescente. Pero divago…
Después del esfuerzo y la ilusión que genera estar cerca de un empleo libre de estacionalidad (¡dinero!), recibí una llamada que concluyó con la lapidaria sentencia “lo siento pero no tenemos puestos de medio tiempo”. Culpé a la universidad.
Como si no tuviera suficientes razones para estar de malas con ella. Pero vuelvo a divagar.
Escribo esto en un escritorio, en horas de trabajo (y en tiempo muerto por fallas de sistema). Con un contrato flotando encima de mi hombro.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s