fragmentos de ficción

(Banco)
Tras la pared de las taquillas hay un enfriador de agua. Después de llenar mi botella transparente, me dirijo a mi escritorio. una niña se queda mirando la botella mientras camino y me siento. Ella se levanta y se sienta frente a mí.
‘Tengo sed. ¿Porqué no me das de tu agua?’
Esa botella ha sido intermediaria entre mis labios y el líquido por varias semanas.
-Asco-
Yo bebía a pico de la botella.
‘Lo siento, niña, esta es agua de banco. La reciclan después de lavar a las monedas’.
-¡Asco!-


Leyendo blogs en el trabajo? Haz click y escapa antes de quete agarren!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s