vista de reflejo – por ApoloBelenus

En una góndola veneciana se besa una pareja siciliana arrullados por los cantos de un gondolero napolitano (a pesar del mal olor); y yo aquí acompañando a una taza de café en Caracas; una romántica pareja alemana decide escalar el Matterhorn, y yo pensando en ella aquí en caracas: en Belgrado una pareja se oculta bajo el pickup de la Associated Press y susurran teamos en croata, y yo nadando en remordimientos y dolores aquí en caracas; en Madrid una pareja recuerda los tiempos de la movida, las tapas y los chatos tras de los taconeos de la sevillana; y yo aún decidiendo entre ella y quién sabe quién, entre ella y nadie; en Praga, nadie sabe lo que pasa en Praga; y aquí mi Ello absorbiendo a mi Ego y mi Super-Ego al estilo /hostile takeover/, ojeras negras cosecho; en Buenos Aires, después del tango, una pareja pasea por la Plaza de Mayo a diez mil besos por hora; yo agobiado por todo, echándome la culpa de todo, sufriéndolo aún; en Santiago comparten la última cerveza, y yo podrido aquí en la misma ciudad, quimera vana, aburrida, insulsa y anodina; en Moscú ellos se dan calor entre los dos , mirándose a los ojos para contagiarse la ternura seca eslava tras de la catedral bizantina de San Basilio; y yo escribiendo esta estúpida nota mientras mi destino no varía; igual que siempre, me espera sentado en el resquicio de la puerta.

28/3/92

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s