a roraima

-He abierto una puerta… –me dijo, encendiendo el tercer cigarrillo de la noche- … y por esta puerta podrían entrar muchos enemigos. Le he abierto un hueco a la armadura… y he estado actuando de manera indigna. -con cinismo en la mirada, y un toque de resignación. Continúa…-Me he estado matando a mí mismo. 
“todos vamos a morir”, le respondí.
Me miró con un poco de miedo; y entre regaño y verdadera preocupación dijo:
-No. Te. Mueras. Por favor, no te mueras. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s