‘lux marinae’

¿A quién sirves?

Tenemos las defensas levantadas
Los puños apretados
Los músculos listos
Para devolver el golpe que no llega.

Con el motor acelerando
Esperando a que se apague la luz roja
Esperamos el momento de dejar al otro atrás.

¿Qué es lo que estás defendiendo?

¿Quién nos puso frente a frente
con la palabra injusta
para el momento tenso?

Me presento al duelo
Sin arma ni blindaje.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s